Abril 1, 2020

Nuestra Casa

Compartir

 

Luego del cierre del Albergue de invierno 2016, todos nuestros recursos materiales y humanos a nuestro alcance, son destinados para que la casa continuara prestamos servicios de asistencia social y promoción humana a personas que adhirieron al programa de reinserción que se había comenzado, para procurar mitigar el consumo de drogas o alcohol y en algunos casos por protección, en especial a los adultos mayores que habíamos acogido.

 

Con la apertura de la Casa de Acogida se abrieron las puertas de la esperanza para comenzar procesos personales de reconstrucción de vidas.

 

Casa Residencia: 

Durante el invierno de 2016, en el Albergue, un grupo de 25 personas acudieron de forma permanente a este, surgiendo así la necesidad de ofrecerles un lugar apropiado en el que pudiesen instalarse, facilitándoles la posibilidad de reinsertarse en la sociedad y prepararlos para una vida independiente, con sus derechos y obligaciones, como cualquier otro ciudadano. Así, el 5 de diciembre de 2016 se comienza a trabajar en la Residencia Refugio Buen Pastor.

 

 

 

Espacios de nuestra casa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La comunidad:

30 personas. Ofrecemos servicios 24 horas todos los días durante todo el año, recibiendo alimentación, vestuario, atención básica de salud y programas para la rehabilitación.

 

Servicios:

Atención y Orientación Psicosocial:

Antención basica y orientación de Salud